Aterrizajes fallidos y despegues turbulentos: la imagen del aeropuerto de Bilbao un día de viento