Almeida avisa de que la situación es "de extrema gravedad" y pide a los madrileños que no salgan a la calle