La borrasca Ciara llega al norte peninsular y deja imágenes de olas gigantes