La calidad del aire baja drásticamente en el centro peninsular debido al polvo sahariano

calima