El distrito chino de Huzhong alcanza los -53,2 grados, su temperatura más baja de la historia