El Divina del Mar, encallado hace más de dos meses, sigue a merced de las olas en Portosín