El temporal deja alguna nevada testimonial en Andalucía y una granizada que ha teñido de blanco una playa de Málaga