El fuerte oleaje engulle el dique asturiano de Viavélez