Girona declara el estado de emergencia por riesgo de desbordamiento del río Onyar