Nieve, lluvia y viento de 100km/h dibujan un puente de diciembre inestable