El temporal marítimo engulle la playa de Babilonia en Alicante y amenaza medio centenar de casas