Una tormenta explosiva arrasa Ourense y deja a la ciudad en el caos