La tormenta de granizo sobre Ciudad Real provoca múltiples destrozos en vehículos, ventanas y árboles