Entran en un hotel cerrado en Huelva para bañarse en la piscina