Entrenamiento individualizado y un 30 % de aforo: así es la nueva realidad de los gimnasios