Lo que vale es la actitud: en España nos sentimos más jóvenes de lo que somos

Lo que vale es la actitud: en España nos sentimos más jóvenes de lo que somos