Estanterías vacías en los supermercados abiertos: no tienen de todo, faltan productos frescos y sal