La dexametasona aplicada a pacientes graves redujo la mortalidad un 40%, según un estudio del Puerta de Hierro

La dexametasona aplicada a pacientes graves redujo la mortalidad un 40% según un estudio del Puerta de Hierro