La excusa de la bombona le sale cara: denunciado por ir bebido y por saltarse el confinamiento