Un 'proyectil' de una tonelada mató a Sergio en casa tras volar 2,5 kilómetros desde La Canonja