La familia de la víctima de la Manada de Manresa, indignada: "Fue violación, no abuso"