Bailes, roces y abrazos sin mascarilla ni distancia: descontrol en un pub de Sevilla