Hallazgo arqueológico: los primates empezaron a caminar erguidos en los árboles, no en el suelo

Hallazgo arqueológico: los primates empezaron a caminar erguidos en los árboles, no en el suelo