Más de 2.000 hectáreas arrasadas por el fuego en Toledo y Madrid