"Hemos hablado con vosotros, reído y llorado": carta de los profesionales del Gregorio Marañón a sus pacientes