El hombre abatido por la Policía en Madrid fue detenido 15 veces por malos tratos y lesiones