La empresa responsable del cartel de Igualdad reconoce que no pidió permiso a las modelos

igualdad