Daniela Santiago, a la que llamaron "puta" en los Goya, reivindica el 8M junto a Pedro Sánchez e Irene Montero