Niños con síndrome de Down publican un libro ilustrado por ellos mismos