La empresa incendiada en Barcelona no pasó la última inspección y fue sancionada dos veces