Un brigadista en el infierno de los incendios de Ourense: “Esto era una bomba”