El número de infectados por el brote de listeriosis sigue aumentando