Crece la tensión en la frontera con Ceuta: cientos de marroquíes apedrean a los agentes españoles en la playa del Tarajal