Una iglesia de Barcelona sirve la cena de Ramadán a personas necesitadas: "Las religiones están para ayudarse"