Abdessamad y Ayoub cruzaron la frontera desde Marruecos por una vida mejor: "No teníamos futuro y temíamos por nuestra salud"