La policía marroquí abre la valla a los migrantes ante la indignación de los agentes españoles: "Pasarnos el marrón"