Los jóvenes de hoy en día no son peores: la memoria te traiciona

Los jóvenes de hoy en día no son peores: la memoria te traiciona