Querían echarla de su local, pero un juez le permite seguir en él hasta que muera: "Dios me dé mucha vida"

Querían echarla de su local pero el juzgado le permitirá seguir en él hasta que fallezca: "Dios me dé mucha vida"