Lleida echa el cierre y sus vecinos conviven ya con las nuevas restricciones para frenar el virus

Himalaya