Lola, la maniquí que se ha convertido en la vecina más popular de un barrio de Valencia