La lucha de Ángel Rodríguez: seis meses para sobrevivir al coronavirus en el Gregorio Marañón