Madrid asume el entierro de 59 personas muertas durante el COVID-19 al no ser reclamadas

Nichos del Cementerio Sur-Carabanchel de Madrid.