Maje, en su alegato final: "Perdón a la familia de Antonio. Debí contarle a la policía lo que Salva había hecho"