Las mariscadoras gallegas, en plena faena incluso en alerta roja por el temporal