Más de 700 agentes desplegados para controlar las nuevas restricciones en la región de Madrid