La Mascletà con balones que ha hecho temblar a un colegio de Valencia