Galicia consigue domar el fuego, pero se han quemado más de 30.000 hectáreas

Incendio Vilariño de Conso