El aire que respiramos en casa está más contaminado que el de la calle

El aire que respiramos en casa está más contaminado que el de la calle