La Antártida supera los 20 grados por primera vez en la historia