Un fragmento del tamaño de París se desprende del mayor bloque de hielo flotante del Ártico

GLACIAR